Carta Branca: las novias de Veronique Branquinho

Acaba de finalizar la edición 2020 de la Valmont Barcelona Bridal Fashion Week (VBBFF). Un evento adaptado a las nuevas circunstancias, donde hemos aprendido a disfrutar de los desfiles on demand. Si bien la emoción de una pasarela presencial es incomparable, no podemos negar que la digitalización nos ofrece una oportunidad única a quienes no tenemos normalmente la suerte de asistir en persona a una semana de la moda.

Si hay un desfile que tenía muchas ganas de ver este año, ese fue el del grupo nupcial MRFG, creador de firmas comerciales tan conocidas como Marylise y Rembo Styling. La razón: la presentación en sociedad de una nueva marca, Carta Branca, con un planteamiento estético muy distinto al de sus hermanas mayores. Si éstas están orientadas a un público joven, mediterráneo y bohemio, Carta Branca es costura y minimalismo, practicidad y relajada sofisticación.

No es de extrañar que la directora creativa de la firma sea Veronique Branquinho, conocidísima diseñadora belga de raíces portuguesas, formada en la prestigiosa escuela de Amberes, cuna de creadores tan fantásticos como Dries Van Noten, Ann Demeulemeester o el célebre Raf Simons. Todos ellos han conseguido definir un estilo propio, urbano y avant garde, totalmente diferente a las ideas imperantes en los circuitos tradicionales. Una inspiración para esta estepa.

Con semejantes referencias, ¿qué podemos esperar de las novias Carta Branca? Modelos atemporales, sencillos, cómodos… pero que no renuncian al estilo y a la personalidad. Novias en traje de corte masculino, novias con kaftán de encaje, novias con delicados cuerpos de tul, novias de falda plisada… A mí ya me ha conquistado, ¿y a vosotras?

Los vestidos de la firma, diseñados en Bélgica, son fabricados enteramente en talleres de Portugal, una apuesta que MRFG mantiene en todas las marcas del grupo.

Sin duda, Carta Branca es una opción prêt-à-porter que todas aquellas apasionadas de las propuestas minimal de estructura fetén debéis tener en cuenta.

Vestidos: Carta Branca, @cartabranca.antwerp