Helen y Eric, East Hampton 2020

Helen y Eric: la primera boda esteparia más allá de nuestras fronteras. Adoro el trabajo de la fotógrafa Freda Banks y cuando vi a esta pareja en su Instagram, supe que tenía que contactarle.

Tras once años de relación, los novios decidieron dar un paso más y casarse en su lugar de residencia, Nueva York, en otoño de 2020. Su idea inicial pasaba por celebrar la ceremonia en el City Hall y organizar el banquete en una localización emblemática de la ciudad: “Queríamos celebrar la cena de nuestra boda en el Flora Bar, situado en mi edificio favorito en Manhattan: el Met Breuer. La pandemia modificó radicalmente sus planes. El espacio reservado para el convite cerró sus puertas y, lo que es más importante, el ayuntamiento dejó de oficiar bodas temporalmente. “Nos informaron que en algunos juzgados de pueblos próximos a NY se oficiaban ceremonias de hasta 10 personas. Buscamos y conseguimos confirmar nuestra fecha en el juzgado de East Hampton” relata Helen. El milagro ocurrió a tan sólo cinco días del enlace.

“Inmediatamente llamamos a nuestras familias y amigos: todos se pusieron manos a la obra” prosigue la novia, quien se encargó de preparar el catering de su propia boda, inspirada por las recetas del chef Ottolenghi. Cada invitado tuvo un rol decisivo, convirtiéndose en sommeliers o disc jockeys para la ocasión.

Sólo quedaba un detalle por cerrar en tiempo récord, la presencia de la fotógrafa. Por suerte, Freda estaba disponible. La experiencia en cine de esta artista, quien trabaja a caballo entre Nueva York y California, se nota en cada una de sus imágenes. Utiliza la luz, el montaje, la perspectiva y el espacio para crear una narrativa visual muy potente.

Helen no pudo lucir más increíble en su boda, vistiendo un conjunto de Rick Owens (¡la chaqueta es una locura!) y zapatos de Ann Demeulemeester. Una lección de estilazo personal que no debería extrañarnos, ya que la novia es toda una fashion insider: ha trabajado como diseñadora para firmas tan reputadas como Helmut Lang o The North Face. Ella misma confeccionó la coqueta mascarilla a modo de pañuelo que utilizó en su gran día.

Todo lo que sucedió en esta boda fue una manifestación del amor de nuestros padres, familia y amigos. Realmente fue una unión de fuerzas. En la incertidumbre, la tristeza y la ansiedad, queríamos aportar un poco de luz y positividad a nuestros seres queridos, un buen recuerdo del año 2020. Nuestra boda superó cualquier cosa que pudiéramos haber imaginado. ¡Nos divertimos mucho en cada momento! Este será uno de nuestros recuerdos favoritos, en nuestras vidas, para siempre” resume la novia.

Pero la celebración de su amor no termina aquí. Si todo va bien, este año celebrarán su unión con todos aquellos familiares y amigos que no pudieron acompañarles en esta preciosa boda en petit comité. ¡Que seáis muy felices, pareja!

Fotografías: Freda Banks, @fredabankswed

Vestido novia: Rick Owens, @rickowens

Zapatos novia: Ann Demeulemeester, @anndemeulemeester_official